jueves, 28 de enero de 2010

Irse de vacaciones, una aventura celíaca

Para algunos celíacos, las vacaciones son un problema, en vez de ser una época festiva y lúdica. Algunos, no se atreven a ir ni a hoteles ni a restaurantes, pues el comer fuera de casa les crea diversos inconvenientes y no pocos temores. Muchos de ellos demandan restaurantes y hoteles donde sirvan menús sin gluten, que no son muchos.
El que existan menús sin gluten (pasta, pizzas,panes, croquetas, rebozados, etc. sin gluten) es hoy por hoy un objetivo prácticamente inalcanzable por varios motivos:

No obstante, esto no tiene por qué impedir comer fuera de casa, ya que cualquier restaurante dispone de forma habitual en la carta de platos sin gluten.(Sabemos que es poca la variedad y que siempre comemos lo mismo, hay personas que van con su vianda para todos lados, esa es una buena opción)
Hay que distinguir entre ingesta de gluten e ingesta de trazas de gluten.(lo que conocemos como contaminación cruzada)

Por todo ello, es importante tener en cuenta algunos consejos para comer fuera de casa, con los mínimos riesgos posibles:

* En el bar, hotel o restaurante, di que eres celíaco. Explica lo que puedes y no puedes comer y cuáles son los recaudos a tomar.
* Pregunta al camarero o al encargado del restaurante por los ingredientes de los platos que sirven.
* No te aventures a pedir platos que llevan riesgos: guisos, salsas, sopas, embutidos, platos con condimentos, aderezos, etc.

# Si te preocupa el desayuno o la merienda por no disponer de pan, galletas, magdalenas, etc, siempre podrás tomar: leche, zumos, fruta, yogur, queso,huevo, frutos secos, etc.
# Si no puedes pasar sin productos sin gluten, lleva provisiones que sepas que no vas a encontrar fácilmente en el lugar de vacaciones.
# Si viajas al extranjero, en las Asociaciones de Celíacos pueden facilitarte una tarjeta, en distintos idiomas, explicando lo que puedes y no puedes comer, para mostrar en los restaurantes. Si vas a permanecer un largo período, puedes contactar con la asociación del país.

* Disfruta de unas felices vacaciones, sin pensar que los problemas de tu dieta sin gluten son mayores de lo que en realidad son.
* No dejes de hacer nada por el hecho de ser celíaco.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen post. Gracias! Me sirvió de mucho. Agustina.

Maldito Gluten dijo...

De nada Agustina, me alegro te sirva la información,
besos!!

Sonia Gluten Free dijo...

Hola cielo.
ES muy importante trnasmitir esa idea " no quedarse en casa por ser celiaco!

Hay que hablar mucho, a vces resulta pesado....pero a si es la difusion !

Un beso cariño

Maldito Gluten dijo...

Tenés razón Sonia, a veces cuesta porque es pesado y uno se siente como bicho raro, muchas veces no deje de ir a reuniones pero tampoco llevaba comida y me resultaba mas molesto, ahora se que con unas empanaditas me arreglo y no la paso tan mal
Besos para ti