domingo, 28 de febrero de 2010

La soledad

Estaba limpiando y encontré algunos cuadernos viejos de hace 5 años, cuando vivía sola y tenía tiempo de escribir, espero les guste...


La soledad se disfraza día a día,
puede tener mil caras,
pero siempre está,
algunas veces más, algunas menos,
pero convive con nosotros.

Hay quienes le hacen un lugar en su cama y duermen junto a ella noche a noche...
Hay quienes desearían tener más momentos junto a ella
y también hay quienes están en compañia pero es lo mismo que estar solo...
Yo vivo con ella de a ratos...
Hay días que parece instalarse y no querer irse y
otros en donde no aparece siquiera a saludar.
Cena conmigo algunas noches y otras sale a pasear en busca
de otra persona a quien hacerle compañía.
Hay quienes la detestan, otros que aseguran no conocerla,
la ignoran y otros que la desean más que a nada en el mundo.
Yo la acepto, no dejo que me invada pero tampoco le prohibo
la entrada.

La soledad tiene mil caras, mil formas,
si la conoces aprendés,
sentís, sabés y
podés elegir entre quedarte con ella o
invitarla de vez en cuando...
Y si todavía no la conocés no pierdas oportunidad y
si no podés sacartela de encima te aconsejo que busques la forma,
porque no es aconsejable vivir con ella
eternamente.

2 comentarios:

STORCH dijo...

Lety, lo has escrito tu?
Me dejas sin palabras.
Felicidades.

Besitos.

Maldito Gluten dijo...

Si, lo escribi yo hace tiempo...
Gracias por tus felicitaciones, me alegro te haya gustado!!
besos