lunes, 1 de marzo de 2010

Una agencia condenada porque el hotel no estaba preparado para celíacos

Agencia condenada porque el hotel no estaba preparado para atender a celíacos
El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Bilbao ha condenado a Viajes Eroski a indemnizar con 400 euros a un matrimonio que fue enviado a un hotel no preparado para atender a su hijo celíaco, aunque se les aseguró lo contrario.
Según ha informado hoy la Unión de Consumidores de Euskadi (UCE) en una nota, los demandantes contrataron un viaje de una semana de duración y alertaron, en ese momento, de que su hijo era celíaco.
La agencia de viajes aseguró al matrimonio que el hotel escogido reunía las condiciones necesarias para adaptar el régimen alimenticio del niño a su enfermedad.
Sin embargo, el hotel "no sólo no tenía ningún régimen especial alimenticio, sino que desconocía todas las especiales circunstancias que rodean a dicha enfermedad", lo que "puso en riesgo la salud del niño".
Según la organización de consumidores, durante las vacaciones los padres "debieron estar en todo momento dando instrucciones al personal del hotel, convirtiéndose las vacaciones en un auténtico calvario".
A su regreso, el matrimonio presentó una reclamación ante la Unión de Consumidores de Vizcaya, que inició un proceso de mediación extrajudicial en el que no se llegó a ningún acuerdo, por lo que se llevó la queja a la vía judicial.
En su sentencia, el juez ha aceptado, según la UCE, los argumentos de los demandantes y ha considerado que la agencia "cumplió defectuosamente" el contrato de viaje, por lo que le ha condenado a indemnizar con 400 euros (el viaje costó 1.897) a los demandantes, que disfrutaron del viaje, aunque con "limitaciones".
Viajes Eroski se defiende
Viajes Eroski ha asegurado que la cadena Sol Meliá, a la que pertenece el hotel al que envió a un matrimonio con un hijo celíaco que denunció que el complejo no estaba preparado para atender al menor, tenía firmado un acuerdo de colaboración con la federación española de celíacos.
La agencia ha afirmado que el hotel escogido para la estancia vacacional de la familia pertenecía a la cadena Sol Meliá, que tenía un acuerdo con la federación española de celíacos, según el cual se comprometía a implantar de forma progresiva un sistema para atender a las personas que padecen esta dolencia, causada por la intolerancia al gluten.
El acuerdo recogía que dada "la escasez de personas con este mal en las estancias, la práctica era contactar con el jefe de cocina y la directora de servicio para ofrecer el menú diario" a los celíacos, ha informado Viajes Eroski.
Esta agencia ha señalado, además, que los demandantes "mostraron conformidad con el servicio hasta tal punto que no formalizaron ninguna reclamación en su estancia" y ha destacado que "la denuncia la formalizaron tras concluir el viaje".

Fuente: www.elmundo.es

1 comentario:

Celiaca Ilegal dijo...

me parece perfecto!!! hay que seguir asi