miércoles, 29 de enero de 2014

"A gusto sin", una nueva tienda para celíacos en Córdoba

Córdoba ya cuenta con una nueva tienda que vende, en exclusiva, productos para celíacos. Se trata de A gusto sin, un nuevo establecimiento que sus dueños, Jesús Lachica y Susana Pieri, abrieron la tienda "por necesidad". En su familia hay dos celíacos, Lachica y uno de sus hijos, por lo que se les ocurrió la idea de montar un negocio donde poner a la venta los productos que podían tomar. Pieri comenta que el 99 % de lo que se vende en los supermercados lleva gluten, como el pan, la harina, las galletas, el queso o muchos congelados, ya que los conservantes de una gran cantidad de alimentos también contienen esta proteína. La empresaria también admite que la compra para una familia en la que dos de sus miembros tienen este tipo de intolerancia es bastante más cara que una compra normal, según su propia experiencia, unos 1.800 euros más de gastos al año en supermercados. Cuenta el diario El Día de Córdoba, que la diferencia de precio se hace notar en productos como la harina, ya que si un kilo de este producto se adquiere por 80 céntimos, cuando no lleva el gluten el valor puede ascender hasta los cuatro euros, todo dependiendo de la marca. En A gusto sin la ventaja es que existen más marcas que en los supermercados, además del precio, ya que tal y como han confirmado muchos clientes a este matrimonio, lo que ellos venden por algo más de cuatro euros lo tienen a seis en otras cadenas. La dificultad de crear un negocio de este tipo es afianzar la clientela, ya que se trata de un mercado muy específico. "Si un negocio normal necesita seis meses parar hacerse con una clientela, nosotros necesitamos el doble", manifiesta Pieri quien explica que en estos momentos la tienda va bien y que son muchos los que van a comprar y les dan las gracias por ofertar estos productos. Además de alimentos sin gluten, en A gusto sin se pueden encontrar todo tipo de productos para personas con alguna otra intolerancia, como la alergia a la lactosa, al huevo, a los frutos secos o a la soja y ofrecen una marca 100 % natural que no lleva ningún tipo de conservante ni colorante. Todo ello, comenta la dueña, certificado, algo que los diferencia también de los supermercados, donde el sello de certificación, en ocasiones, brilla por su ausencia. "Yo puedo comprar un producto allí y que me ponga que no tiene gluten, pero si no está certificado, se corre el peligro de que pase algo", opina Pieri. Además, en este tipo de establecimientos en ocasiones suelen reducir mucho los precios de estos productos porque están a punto de caducar. Además de alimentos -que van desde decoración de tartas, hasta varios tipos de leche pasando por la pasta-, A gusto sin también ofrece varios libros de recetas para que estas intolerancias no estén reñidas con el gusto.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Maldito Gluten recomendado por la revista Planeta Joy

Celíacos wannabe: de parias a referentes de la alimentación saludable Existe una minoría ruidosa en Buenos Aires que hace de la restricción una virtud y está convirtiendo su dieta sin TACC en el nuevo faro de la gastronomía sana. El debate: ¿deberíamos todos comer sin gluten? No es un libro de consejos nutricionales más. Publicado a fines de agosto, “Serve to Win” lleva la firma de Novak Djokovic. En sus páginas, el tenista serbio comparte los secretos de su dieta. “El plan libre de gluten de 14 días para la excelencia física y mental”, reza el subtítulo. Batidos proteicos de arvejas, miel de Manuka, pasta de maní y -por supuesto- nada de pizzas, panificados y pastas son algunos de los pilares de rutina alimenticia que Nole sigue al pie de la letra desde que en 2010 le diagnosticaron celiaquía. Este régimen que le permitió, como él mismo ha confesado, dar un salto en su carrera y llegar a la cima del ranking. Djokovic no es la única superestrella que ha reconocido públicamente su condición de celíaco. Recientemente, por ejemplo, la cantante y actriz Miley Cyrus arengó a sus seguidores en las redes sociales a adoptar estos hábitos, padezcan o no la enfermedad. “El cambio en tu piel y en tu salud física y mental es asombroso”, tuiteó la joven. Ellos son los rostros visibles de una movida que crece. Lejos parecen haber quedado los tiempos en que el diagnóstico de intolerancia al gluten era visto como el pasaporte a una dieta insípida y acotada. De hecho, en ciertos círculos foodie del Primer Mundo, los celíacos asoman como los nuevos referentes inspiradores de la alimentación sana. En capitales gastronómicas como Nueva York, los lugares y productos sin TACC (trigo, avena, cebada y centeno) se multiplican, y cada vez más personas eligen suprimir estos ingredientes de su dieta o reducir su ingesta, ya no por indicación médica sino por propia voluntad. Por aquellos pagos, el debate alcanza ribetes insospechados: hasta se insinúa la conveniencia de que todos adoptemos una dieta similar. Meses atrás, un artículo del New York Times se formulaba tal interrogante desde su título: “¿Should we all go gluten free?”. El texto da cuenta del auge de productos libres de gluten en EE.UU., mercado que crece a un ritmo del 37% anual y en el que los gigantes de la industria han puesto todas sus fichas. Por un lado, porque la cantidad de diagnósticos viene aumentando hasta los umbrales de una epidemia, por razones que la propia comunidad médica no alcanza a descifrar. Pero además, como coletazo de la creciente demonización de las harinas desde las filas de la ciencia nutricional. Algunos investigadores sostienen que el organismo humano no está preparado para digerir el trigo. En 2011, un panel de expertos acuñó el término “sensibilidad no celíaca al gluten” para referirse a aquellos que, sin llegar a ser considerados celíacos, experimentan una mejora en su salud al adoptar una dieta libre de gluten. Abundan los testimonios de pacientes que trazan una línea milagrosa entre el antes y el después de este cambio, al que asocian con menos enfermedades y alergias y una mayor sensación de bienestar. La controversia científica está instalada y no se divisa hoy una posición consensuada al respecto. ARGENTINA TIENE GLUTEN ¿Por casa cómo andamos? Acá la onda expansiva del fenómeno llega con un considerable retraso y, por ahora, bastante debilitada. En Buenos Aires (y ni hablar en el interior) sigue siendo casi una odisea para el celíaco promedio cumplir con la función básica y vital de alimentarse de manera segura, variada y equilibrada. Aún así, el panorama invita a ver el vaso medio lleno. Los celiacos locales forman un colectivo de rasgos destacables: son unidos, solidarios, están organizados y suelen comprometerse con la causa. Esta comunión se traduce en resultados: aunque todavía tienen una nutrida agenda de reclamos pendientes, en los últimos años el lobby celíaco ha impulsado avances en materia de concientización y normativa. Hasta no hace mucho, salir a comer afuera era prácticamente imposible para los casi 400.000 celíacos que viven en el país. Ahora empiezan a surgir dignas propuestas, como Sintaxis (Nicaragua 4849), el primer restó 100% gluten free de la Argentina, que ofrece desde pastas caseras elaboradas con premezclas propias de harinas sin TACC hasta ensaladas, carnes, platos de autor y pastelería apta. Algunos hits del menú: ravioles de salmón y mozzarella, pappardelle, y una amplia variedad de tartas y empanadas. Además, cuenta con una tienda de productos de elaboración propia (budines, panes) y otros, como pastas de la marca italiana Schär, especializada en el rubro. Entre otras cosas, Sintaxis emplea harinas de arroz y mandioca y pone especial énfasis en evitar la “contaminación cruzada”: la que surge al preparar alimentos con insumos o utensilios que hayan estado en contacto con los ingredientes prohibidos. “Desde que arrancamos nos propusimos que la gente coma tan bien como en cualquier restaurante, o mejor. Por cada comensal celíaco recibimos a cuatro que no lo son”, comenta Danilo Da Graca, responsable de comunicación del local y uno de los hijos de Nora Herzovich, la chef que a partir del 2006, cuando le detectaron la enfermedad, se dedica a investigar la cocina sin gluten. HASTA MC DONALD’S Rincones como Sintaxis son, por el momento, oasis en el desierto. Sin embargo, de a poco, los restaurantes suman propuestas para celíacos en sus cartas. La nómina incluye a Tea Connection; la parrilla Los Sauces (Av. Cabildo 4601); Hierbabuena (Av. Caseros 454), que hace poco renovó su panera incorporando panes sin gluten, y hasta McDonald’s, que suscribió un convenio con la Asociación Celíaca Argentina para garantizar que algunos de sus productos sean aptos para este público. Eso sí: las hamburguesas salen al plato. “La movida creció. Los establecimientos la perciben como una oportunidad comercial, nos contactan buscando información. Y a la vez muchos consumidores se interesan más en este tipo de productos, porque los ven como más saludables y, por lo general, de elaboración artesanal”, explica Mariana Holgado, de la Comisión Nacional de Alimentos, que asesora y capacita a restaurantes interesados en brindar menús aptos para celíacos. El listado de los que han suscripto convenios con la asociación va desde Café Martínez y Brioche Doreé hasta el restaurante PF Chang’s (Av. del Libertador 13701, San Isidro), pasando por Sr. Patata, en el patio de comidas del Abasto Shopping. En tanto, agrega Holgado, las multinacionales alimenticias han incrementado su portfolio sin TACC. Los celíacos golosos también están de parabienes: en los kioscos, los envoltorios de golosinas que incluyen el ícono de “Sin TACC” se multiplican. Mogul, Chocoarroz, Vauquita, Toblerone y chocolates Cadbury son apenas un puñado de ejemplos. Sin embargo, donde realmente el segmento gluten free alcanza su máximo desarrollo es en dietéticas, almacenes naturales y mercados orgánicos. Que quede claro: estamos lejos de transformarnos en el paraíso de la dieta celíaca. La oferta y distribución de alimentos aptos es aún acotada y el camino recién despunta, pero las señales de cambio invitan a transitarlo con un moderado optimismo. HECHA LA LEY Aunque todavía restan asignaturas pendientes, la Argentina tiene una de las legislaciones más avanzadas de Latinoamérica en materia de celiaquía. Sancionada en 2009 y reglamentada en 2011, la llamada “Ley Celíaca” establece que todos los productos aptos deben exhibir en sus envases el símbolo de la barra cruzada sobre tres espigas y la leyenda “Sin T.A.C.C.”. Además, las prepagas y obras sociales tienen que otorgar a sus afiliados celíacos un reintegro para comprar las harinas especiales que les permitan llevar su régimen alimenticio. Sin embargo, muchas provincias todavía no se han adherido a la norma, y las empresas de medicina aún no unificaron criterios para otorgar dicha cobertura. En tanto, en CABA se espera la reglamentación de la Ley 4407 que obliga a los restaurantes a ofrecer al menos un plato y un producto de panera libres de gluten. HOJA DE RUTA Los celíacos forman una cofradía con códigos específicos, eventos (en julio tuvo lugar la segunda edición de Expocelíaca), canales de comunicación e intereses comunes. Acá, algunos links esenciales para entender la movida gluten free. www.celiaco.org.ar: la web oficial de la Asociación Celíaca Argentina. Legislación, noticias, nómina de medicamentos y alimentos y hasta el listado de productos aptos entre los 500 con precio congelado del gobierno. www.aglutenados.com.ar: una completa guía online y revista trimestral. Tips, recetas, novedades, eventos y contenidos útiles, desde dónde conseguir galletitas “seguras” hasta cuáles son los destinos turísticos top “gluten-free friendly”. www.alimentosaptos.com.ar: un supermercado virtual de productos para celíacos y para otros grupos como diabéticos, hipertensos o intolerantes a la lactosa. El emprendimiento tiene su base operativa en Rosario, pero realiza envíos a distintas ciudades. malditogluten.blogspot.com.ar: diario de una celíaca que narra sus experiencias en primera persona con una dosis de humor e “intenta no desesperar por vivir en un mundo que, por ahora, no es totalmente apto”. Por Ariel Duer

martes, 27 de agosto de 2013

En la variedad no está el gusto...

En realidad el refrán dice¨ En la variedad está el gusto y se refiere  que destaca la ventaja de poder elegir...
Pero siendo celíaco aprenderás que en la variedad NO está el gusto...
Que quiero decir con esto, como celíaco sabrás que no tenemos muchas opciones a la hora de hacer las compras, o en el momento de comprar productos aptos, hace un par de días me pasó lo siguiente.

Góndola de golosinas del super chino, muchos pero muchos chocolates, con distintos envoltorios, tamaño, gustos, un montón de opciones para aquellos que si pueden, yo miraba desde afuera a la gente que no se decidía cual escoger, ¨es que hay tantos decía una señora ¨, una niña quería llevarse todos, un señor miraba los precios, pero también estaba yo, mirándolos sorprendida, hace tanto que no me pasa lo mismo (pensé), siendo celiaca no me quedan muchas opciones, tenia para elegir entre el Cadbury de almendras o el de leche, decidida fui por el mas rico, el de almendras, OBVIO uno de los señoras que estaba ahí me vió y se quedó sorprendida, porque yo simplemente me acerqué a la góndola, lo agarré y me fui con mi chocolate apto.

Esa señora debe haber pensado, ¨que chica tan segura de sus elecciones, o que chica tan aburrida seguro es el único que le gusta, pero jamas debe haber pensado, esa chica es celíaca y solo tiene dos opciones de chocolate para elegir...

Yo sin embargo me quedo con mi reflexión, no siempre en la variedad esta el gusto, porque me parece que no es necesario taaanto.
No será que ¿no necesitamos tantas marcas y gustos de chocolate ? pensándolo asi, no molesta tanto ¿no? aprender no a conformarnos con lo que hay si no a vivir sabiendo que no necesitamos tanto, que con lo que hay nos basta, nos es suficiente ¿no les parece?.

martes, 6 de agosto de 2013

Infertilidad y celiaquía

La enfermedad celiaca (celiaquía) puede afectar a la fertilidad de la mujer y del hombre y, por tanto, a su capacidad para tener descendencia. La celiaquía puede dificultar el embarazo y complicar la gestación, sobre todo cuando no está controlada. De hecho, los problemas para lograr el embarazo pueden ser un primer aviso de que la mujer celiaca sin diagnosticar padece esta enfermedad. Por este motivo, los expertos aconsejan que a todas las mujeres infértiles sin causa conocida se les realicen las pruebas serológicas (detección de anticuerpos en sangre) para determinar si son o no celiacas. La esterilidad de origen desconocido supone un 15% del total y, según algunos estudios, hasta un 5,6% de estos casos podrían explicarse por una celiaquía subclínica sin diagnosticar. Las mujeres celiacas no tratadas suelen presentar una menarquia tardía (aparición de la primera regla después de los 16 años), menopausia precoz y amenorrea (ausencia de regla), lo que reduce el periodo fértil en que pueden ser madres. Por otro lado, cuando la enfermedad celiaca no se trata hay mayor incidencia de abortos espontáneos, de crecimiento intrauterino retardado (CIR) y de bebés que nacen con bajo peso. Además, la celiaquía no tratada puede ocasionar en la mujer dolor pélvico crónico de origen desconocido, dismenorrea y dispareunia. Igualmente, por el proceso de malabsorción de los nutrientes y fármacos que se produce cuando una mujer celiaca toma gluten, puede comprometerse la eficacia de los anticonceptivos orales. Los mecanismos por los cuales la celiaquía no tratada influye en la fertilidad son los siguientes: Para el hombre: en varones celiacos no tratados, hay una inmadurez de órganos sexuales internos provocada por un problema hormonal. Además, la calidad del semen está disminuida. También hay más riesgo de impotencia y de disminución de la libido, a consecuencia de una hiperprolactinemia (exceso de la hormona prolactina). Para la mujer: la mala absorción intestinal, propia de la celiaquía sin tratar, puede dañar el tejido trofoblástico (que luego se convertirá en la placenta). Esto hace que tanto la implantación del embrión como su desarrollo se vean dificultados. Por este motivo, en las mujeres celiacas sin diagnosticar hay un mayor riesgo de abortos de repetición (un 15% frente a un 6% en la población general). Igualmente, hay más probabilidades de complicaciones como el crecimiento intrauterino retardado (CIR). Muchas mujeres descubren que son celiacas durante el embarazo, ya que la enfermedad, que hasta entonces había permanecido asintomática, comienza a manifestarse en la gestación en forma de diarrea o de pérdida de peso en estos nueve meses. No obstante, en cuanto la enfermedad se controla y la paciente lleva una dieta sin gluten, los riesgos del embarazo son los mismos que los de la población general, aunque habrá que asegurar que el aporte de nutrientes es el correcto para que el feto pueda desarrollarse correctamente. Fuentes Enfermedad Celiaca. Introducción al conocimiento actual de la enfermedad celiaca. Ed. Eduardo Arranz; José Antonio Garrote. Ergon (2011) Nueve meses bien alimentados. La nutrición en el embarazo y el postparto. Dra. Josefina Ruiz Vega. Ed. Temas de Hoy (2001) Onmeda Internacional

miércoles, 31 de julio de 2013

Niños celíacos: ¨Adaptación y cambios¨

La conducta de los más chicos es muchas veces envidiada por adultos que luchan diariamente para cuidarse. Esta respuesta no es casual. Les acercamos algunas reflexiones que nos comparte la Lic en Psicología María Noel Mosquera Afrontar la enfermedad El cómo encaramos la EC, será muy importante a la hora de abordar todas las nuevas situaciones que se plantean y el que se haga con optimismo hará que el estrés y las preocupaciones sean más llevaderas y se produzca un buen compromiso de la enfermedad. Se debe tomar el diagnóstico como una liberación, no como una carga, de ese modo, nuestra salud se va a ver totalmente mejorada en un corto espacio de tiempo. Es importante, si se tienen dificultades con la aceptación de la enfermedad y el seguimiento de la dieta, tanto como para el niño afectado, como para el entorno familiar, poder acudir a la Asociación o al médico para que puedan orientarlos. Por supuesto, requiere su tiempo para amoldarse. Hay que aprender a no preocuparse si al principio se cometen equivocaciones. Los comienzos no son fáciles, sobre todo en los niños, que tienen que suplantar las comidas típicas por otras aptas para la enfermedad. Las transgresiones voluntarias hay que tenerlas en cuenta y evaluar el por qué se producen: llamada de atención de los niños, desconocimiento de cómo llevar correctamente la dieta, etc. Habrá que analizar las causas y si es necesario pedir ayuda. Hay que tomar conciencia de que las transgresiones provocan un daño severo en la salud a corto y medio plazo. Es importante, recordar que el niño celíaco puede y debe llevar una vida social totalmente normal, asistiendo a celebraciones, fiestas, cumpleaños. Sólo hay que tenerlo en cuenta con anticipación, avisando a quien los invite o, si es necesario, llevar alimentos sin gluten por si les hicieran falta. Debe ser de importancia informar a los demás de la enfermedad, explicando las peculiaridades más sencillas. Así se podrán intentar adecuar a las necesidades. El apoyo de la familia y amigos hará que puedan aceptar mejor la enfermedad y así podrán llevar una vida totalmente normal. Síntomas: Trastornos del comportamiento El ánimo, los cambios de humor y las alteraciones mentales son típicos síntomas de celiaquía. Entre los primeros síntomas que presentan los niños celíacos es la apatía, es decir, se desarrolla un progresivo desinterés y decaimiento acompañada de irritabilidad y llanto fácil. En niños, especialmente en edad escolar, suelen mostrar estados de tensión, depresión, irritabilidad e incluso pérdida de concentración que les afecta negativamente en el colegio. Si se descubre la intolerancia celíaca siendo ya adolescente y el celíaco no apoya adecuadamente su tratamiento dietético con una disciplina psicológica y reemplazando aquellas masas apetecibles, se puede generar una frustración muy grande, sobre todo en quienes no tenían restricciones en su dieta anteriormente y también en aquellos que no se han informado suficiente sobre las consecuencias de la ingesta de gluten. Es crucial que el niño siga la dieta sin gluten con disciplina, pero a su vez los padres tienen que informarle y alentarle, ya que el cambio en la alimentación y el sentirse “distinto” a los demás puede acarrear una frustración muy grande. Es de importancia que, los niños celíacos recién diagnosticados, puedan recibir un adecuado apoyo psicológico por parte de un especialista, que trabaje en conjunto con su médico de cabecera. M. Noel Mosquera Lic. en Psicología (UBA) M.P: 94.365 / M.N. 41.751 www.marianoelmosquera.wix.com/psicologa

martes, 16 de julio de 2013

Uruguay: Hostias para celíacos

La revista “CLAM – Leccionario Dominical y Festivo” que publica el Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal del Uruguay fue noticia esta semana, a partir de un editorial del Presidente del Departamento, Mons. Pablo Galimberti, Obispo de Salto y de un comunicado del Departamento,
también firmado por su presidente, sobre las hostias destinadas a la comunión de los celíacos.
La Iglesia uruguaya comenzará a suministrar en breve hostias con escaso contenido de gluten,
destinadas a la comunión de personas celíacas.
La Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU) lo dispuso, a partir de una solicitud de un grupo de fieles
 que padecen celiaquía.
La CEU también exhortó a los sacerdotes a que se informen sobre esa enfermedad y sus consecuencias,
 y a conocer a las personas celíacas de su comunidad para “ayudarlos a sobrellevar las dificultades
que encuentran en su participación plena en la eucaristía”, afirma el documento.

viernes, 12 de julio de 2013

Caroya: certifican los primeros salames libres de gluten

Colonia Caroya. Tras un año y medio de tramitaciones, el establecimiento de Armando Grión e hijos logró la habilitación como elaborador de alimentos libres de gluten para sus chacinados. El certificado fue entregado por la Secretaría de Alimentos de Córdoba que trabajó en conjunto con el Instituto Nacional de Alimentos (INAL).
La habilitación implica que todos los productos que se elaboran en esta planta ubicada en la zona rural de Colonia Caroya están libres de gluten y son aptos para celíacos. Entre ellos, salame, jamón, bondiola, chorizos y morcillas.
Para lograr la habilitación, la empresa tuvo que invertir en nueva maquinaria y montar un laboratorio de análisis químicos para garantizar que no hay presencia de gluten en ningún producto.
También, capacitar al personal y redactar un manual de procedimientos adecuado a la ley que establece los requisitos para elaboradores de alimentos libres de gluten.
Los Grión aseguran ser los primeros del país, en este rubro, en obtener la certificación.
"Para nosotros, el logo con la certificación libre de gluten es una manera de decirle a la gente que nuestro producto es ciento por ciento carne, que no está ‘estirado' ni tiene otro tipo de aditivos ", explicó Daniel Grión. Según dijo, esa condición no implicará un precio diferencial.
¿Gluten en chacinados? La regla general señala que un salame tiene carne porcina, carne vacuna, tocino, pimienta, sal, sal nitro, nuez moscada, y vino blanco que se embuten en tripa de cerdo y se estaciona un mínimo de diez días antes de ser consumido.
Los condimentos son los que "cocinan" el producto dentro de la tripa.No hay entonces por qué imaginar en chacinados la presencia de gluten, presente en las harinas. Pero como las harinas son más baratas que la carne, se suele incorporarlas para "estirar" el producto.
En la industria del chacinado, el gluten ayuda a absorber la humedad y permite generar mayor rendimiento. Con 100 kilos de carne más harinas y otros aditivos, se pueden obtener hasta 140 kilos de salame. Este uso de las harinas no suele estar declarado en las fórmulas, pero simples análisis de laboratorio detectan trazas de gluten en esos productos.
"En el rubro chacinados se supone que no debería haber harina de ningún tipo, pero fuimos descubriendo con el tiempo y a pedido de los celíacos, que es más frecuente de lo que pensábamos", aportó Grión.

martes, 9 de julio de 2013

Se viene la 22° EXPOACELA

El sábado 14 y el domingo 15 de Septiembre se realiza la 22 ° Expoacela, en el Parque Yrigoyen ubicado en 25 de Mayo y Avenida General Paz, San Martin, De 10 a 20 hs, la entrada es libre y gratuita.

EXPOACELA es una exposición de Alimentos Sin Gluten, en la que participan más de 20 empresas con sus productos -que se exhibirán en 56 stands-, las distintas filiales del interior del país, y las asociaciones de los países limítrofe.  Habrá shows músicales, yoga, teatro infantil y muchas cosas más.


Pd: será la sexta vez que vamos a la feria, y para mí es como visitar Disneylandia, como mi choripan apto, compro toda variedad de productos a muy buen precio, aprovecho para ver a mi nutricionista Andrea Gonzalez que es una genia ( y que me va a retar por no ir a verla, una vez más) y además disfrutamos en el parque del lugar con la familia...
ExpoAcela allá vamosss!!! 

martes, 2 de julio de 2013

Será posible diagnosticar a un celiaco sin biopsia intestinal


Tras un estudio realizado por nueve facultativos de diferentes hospitales de la red de Salud de Castilla-La Mancha
Nueve pediatras gastroenterólogos, de los diferentes hospitales de la red sanitaria de Castilla-La Mancha, trabajan desde hace tres años en la realización de estudios a menores que manifiestan problemas digestivos, con el objetivo de extraer conclusiones más allá de la experiencia particular de cada centro.

Uno de los trabajos más relevantes realizados por este equipo, se centra en la aplicación de los nuevos criterios recientemente aprobados que permiten diagnosticar a un celiaco sin la necesidad de realizar biopsias intestinales, prueba indispensable hasta ahora para el diagnóstico de la misma.

A raíz de la presentación, y posterior publicación en 2012, de estos nuevos criterios diagnósticos para la enfermedad celiaca en la edad pediátrica elaborados por la European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition (ESPGHAN) se ha llevado a cabo un estudio en nuestra población del grupo de pacientes que cumplían los requisitos para ser diagnosticados mediante esos nuevos criterios.

La muestra incluye a todos los pacientes menores de 14 años, diagnosticados de enfermedad celiaca en el periodo comprendido entre julio de 2011 y diciembre de 2012, un total de 157.

Las conclusiones más relevantes son, según apunta el doctor Gonzalo Galicia, pediatra digestivo del Hospital Universitario de Guadalajara y miembro de este equipo de trabajo, “que hasta el 40% de los pacientes diagnosticados en este periodo, cumplirían los requisitos necesarios establecidos, pudiendo evitar la realización de un procedimiento invasivo que supone molestias al paciente y su familia, así como un ahorro económico significativo tanto en costes directos al sistema sanitario como en costes indirectos a la familia”.

GastroMancha


Este grupo de trabajo multicéntrico, denominado GastroMancha, está formado por nueve pediatras gastroenterólogos: dos del Hospital Virgen de La Salud, de Toledo, dos en el Hospital General Universitario, de Ciudad Real, uno del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, uno del Hospital General Universitario de Guadalajara, uno del Hospital Virgen de la Luz, de Cuenca, uno del  Hospital General de Talavera de la Reina y uno del Hospital General de Almansa.

Otra de las funciones de este equipo de profesionales es la de recabar datos propios de la población pediátrica de la Castilla La Mancha como: tipos de patologías, incidencia y prevalencia de distintas entidades o el volumen de pacientes con patología específica. “Uno de los fines de este proyecto es el de realizar registros que permitan valorar la evolución de las diversas patologías en el ámbito del aparato digestivo en la infancia”, explica el doctor Galicia.

Además, otro de los proyectos de este grupo de trabajo, es comenzar a trabajar en la elaboración de guías y protocolos, con el fin de facilitar el manejo de las diferentes patologías de carácter digestivo desde Atención Primaria, tratando de unificar la actitud de manejo de estos casos y optimizar la derivación de pacientes pediátricos a las consultas de Atención Especializada en el área de Digestivo.

Finalmente es importante destacar que, tras su constitución en 2010, GastroMancha ha participado, con la presentación de un total de siete trabajos, en los Congresos de la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica celebrados en 2011, 2012 y 2013.

fuente: http://www.guadaque.com/sociedad-guadaque/item/4907-sera-posible-diagnosticar-a-un-celiaco-sin-necesidad-de-hacer-una-biopsia-intestinal.html

miércoles, 19 de junio de 2013

Cordobeses lanzan línea de helados para diabéticos y celíacos

Nuva es una empresa cordobesa que fabrica helados para diabéticos y celíacos porque
no contienen azúcar, sus ingredientes fundamentales se elaboran con polidextrosa,
las materias primas no son a base de trigo, avena, cebada ni centeno, sólo aportan 45
Kcal por porción de 130 ml (75% de un helado convencional) y además… “son ricos”,
cuenta orgulloso Pablo Fernández, bromatólogo y uno de los impulsores de esta Pyme.
Por el momento los helados se comercializan en presentaciones de 200 y 990 ml y vienen

 con sabor a crema americana, dulce de leche, cereza y chocolate. Los potes individuales
de más grandes se comercializan a $ 35 en tanto que los más pequeños de 200 ml a $ 11, aproximadamente.
Si bien hay cadenas de helados que cuentan con oferta “light”, Fernández autoproclama

a Nuva como la primera y única marca que fabrica este tipo de productos para celíaco, diabéticos y, simplemente, para aquellos que quieren cuidarse y no consumir tanta azúcar cuando se dan un gustito. “No hay nadie en Córdoba que ofrezca lo que nosotros”,
concluye.
En nota completa te contamos dónde podés comprar los potes y probar de qué se trata.
Aunque no cuentan con locales ni franquicias propias –“por el momento”, aclara- 
estas cremas heladas se consiguen en cerealeras y comercios específicos que
venden productos elaborados para celíacos y diabéticos como:

"Girasoles" Arturo M Bas 26 (Centro)
"Azúcar, Pimienta y Sal" Bv. Ilia 364 (Centro)
"Don Almacén" Oncativo 123 (Mercado Norte)
"El Dragon" Pueyrredon 1011 
" La casa del celíaco" O'HIGGINS 2874 (cno San Carlos)
"Sin culpa" Av. Fader 4144 (Cerro)
"Helados Groovy" Mariano Larra 3449 (Urca)
"Arugula" Independencia 1181 (Nva Cordoba)
"Cuatro Estaciones" rta martinoli 8200 (Arguello)


http://www.nuvahelados.com.ar/

viernes, 14 de junio de 2013

No es necesario examinar a todos los niños de muy baja estatura: estudio

A los niños de baja estatura para la edad que son saludables probablemente no haya que hacerles análisis de sangre para determinar si alguna enfermedad está retrasando su crecimiento. En un nuevo estudio, sólo a tres de 235 niños bajos derivados sin otros síntomas para una evaluación especializada se les detectó un diagnóstico presunto en esos análisis de laboratorio y se confirmó uno solo (enfermedad celíaca). "La mayoría de las pesquisas son para detectar enfermedadesque no deberían pasarse por alto, pero es raro que alguna se manifieste (solamente) con baja estatura", dijo la autora principal, doctora Stephanie Sisley.
Las guías endocrinológicas sobre la baja estatura recomiendan que a todo niño de baja estatura se le realice un análisis de laboratorio, aún cuando no se detecten otros trastornos con el examen físico. La pesquisa incluye análisis de sangre de los niveles de las hormonas tiroidea y del crecimiento, además del calcio y otros nutrientes.
Pero uno de los autores de esas guías opinó que, con los nuevos resultados, probablemente no sea necesaria esa pesquisa en los niños de baja estatura y sin otros síntomas.
El equipo de Sisley revisó las historias clínicas de 1.373 niños bajos que, entre el 2008 y el 2011, habían sido derivados a la clínica de endocrinología del Hospital de Niños de Cincinnati; 235 estaban por debajo del tercer percentilo para la altura según la edad con un examen físico normal y sin haber dejado de crecer.
Por ejemplo, una niña de 10 años y 1,25 metros de altura encajaría justo por debajo del tercer percentilo, como lo haría un niño de seis años y 1,06 metros de altura. A pocos niños se les realizaron todos los tests querecomiendan las guías.
A uno se le diagnosticó enfermedad celíaca, que es cuando el organismo no puede procesar ciertos granos integrales, y a otros dos se les detectaron signos de enfermedades subyacentes, pero no se les completó la evaluación. Se obtuvieron 10 resultados falsos positivos que no se confirmaron ni descartaron.
La pesquisa completa cuesta 315.321 dólares o 105.107 dólares por diagnóstico posible, según publica el equipo en The Journal of Pediatrics.
Para el equipo, los resultados demuestran que a muchos niños se los deriva a otros especialistas sin necesidad debido a su baja estatura. En lugar de controlar la altura en un momento del crecimiento, hay que monitorearla en el tiempo para determinar si en algún momento se detuvo el crecimiento.
"Debería evaluarse a todo paciente que no esté creciendo", insistió Sisley, que ahora trabaja en Baylor College of Medicine, Houston.
El doctor Alan Rogol, profesor emérito de University of Virginia, Charlottesville, aclaró que los resultados se aplican sólo a los niños de baja estatura, pero sin retraso del crecimiento.
Los participantes del estudio "no tenían signos de algún trastorno en alguno de los sistemas y muchos eran hijos de padres de baja estatura", dijo Rogol, que revisó el estudio para su publicación.
Con Sisley coincidieron en que los pediatras deberían controlar a esos niños durante por lo menos seis meses y, luego, derivarlos a un especialista si realmente no están creciendo o tienen algún síntoma nuevo.

Logros y necesidades en la implementación del Programa provincial para celíacos

31/05/13 |En el marco de la implementación del Programa de Diagnóstico y Control de la Enfermedad Celíaca en Entre Ríos, se inició el 24 de mayo en Paraná la Capacitación de los equipos de salud.
Desde la Facultad de Bromatología se informó que esa instancia estuvo a cargo de la doctora pediatra y gastroenteróloga Mabel Mora y el doctor bioquímico Néstor Litwin. Participaron unos cincuenta representantes de especialidades médicas como bioquímica, clínica, nutrición, endoscopía y de anátomo-patología, además de directivos de hospitales y autoridades universitarias.
En la oportunidad, quedó establecido que quienes participaron de la instancia de capacitación forman parte del Programa y en los próximos días visitarán diferentes localidades de la provincia para transmitir esos conocimientos.
El parte enviado recuerda que en la actualidad se utilizan los kits de orientación al diagnóstico en los centros de referencia en los hospitales San Martín y San Roque de Paraná; Centenario de Gualeguaychú; Masvernat de Concordia, y Justo José de Urquiza de Concepción del Uruguay. Como hecho a destacar, en el hospital San Roque el doctor Juan Pablo Méndez realiza la biopsia que cierra el diagnóstico que determina la enfermedad celíaca.
Desde el Instituto de Control de Alimentación y Bromatología (ICAB) se informó que avanzan en la iniciativa de adherir al Programa más empresas que elaboren productos libres de gluten. Asimismo, se hizo saber que el ICAB ya dispone del equipamiento adecuado para la certificación de productos libres de gluten, trámite que hasta el momento se derivaba al Instituto Nacional de Alimentos.
Desde la comunidad celíaca, sostienen que es fundamental sumar hospitales o centros de salud del territorio provincial a un trabajo en red para la derivación de muestras bioquímicas a los hospitales de referencia ya mencionados. El Comité Ejecutivo del Programa de Celíacos trabajará, entonces, en un manual de procedimientos para materializar ese logro.
A su vez, desde las asociaciones que nuclean los intereses de los celíacos, manifiestan la necesidad de dotar a los hospitales públicos del equipamiento tendiente a culminar el diagnóstico, mediante endoscopías y la certificación final por parte de los médicos patólogos.
Por su parte, los licenciados en nutrición -la mayoría egresados de la Facultad de Bromatología de la UNER- buscan posicionarse en el equipo de salud, basándose en el hecho de que la adquisición de un correcto modo de alimentación es el único tratamiento de la enfermedad.

jueves, 13 de junio de 2013

Ser celíaco = sentirse una molestia

Y no lo digo porque la victimización venga de la mano de la condición de serlo , sino porque lamentablemte hay gente, de esas que te rodean, que no entienden la importancia del cuidado que hay que tener al momento de comer alimentos sin gluten, sin t.a.c.c.
Hace unos días mientras leía mi página de facebook una chica comentaba que su padre, le decía que ya que no puede comer empanadas para su cumpleaños haga el ¨esfuerzo¨ y coma un sandwich de miga.

No les puedo explicar lo que me indignó ese comentario, su hija señor no está haciendo dieta, no está dejando de comer jamón porque decidió ser vegetariana, no está negando comer queso porque optó por ser vegana. Su hija es CELIACA, y ¿sabe que le pasa si come algo que no puede?, SE HACE DAÑO, y bueno que le van a hacer 2 sandwiches de miga ¿no? buenísimo, que ella los coma y usted coma un sahumerio, una empanadita rellena de fuyi, de esas celestes, para el caso es lo mismo, les hace mal.

Estas situaciones me sacan de mis casillas, y así hay miles y miles de casos de personas que no hacen un esfuerzo por entender, por acompañar, por ayudar, y si no quieren entender o les molesta, compren medio kilo de solidaridad. Ojo, que mañana les puede llegar a pasar a ustedes y si asi trata a su hija, ni quiero pensar como trata a las demás personas.

Pero a mi también me pasa, mi padre no fue tan grotesco pero en su última invitación para el almuerzo del día de padre me dijo, el domingo vamos a comer unas empanadas, bueno, vos no porque no podés, igual te cocino un pollo ... es imposible, o ya me di por vencida con este buen señor al explicarle que yo me puedo llevar o que existen empanadas aptas...

El error es que una les hace la vida más fácil sin esperar nada, y sabiendo que es así, hay compañeros de trabajo que hace siete años me siguen convidando facturas y se auto consuelan con el no me logro acostumbrar,  y bueno, tampoco pido que me compren aptas, solo que pido retengan la info, y también después me río, decímelo a mi, me tuve que acostumbrar porque no me queda otra.
Para mi es tan fácil retener información de este tipo para con los demás, pero bueno, yo debo ser las pocas que quedan.

Por suerte hay gente que si ayuda, acompaña, aprende, se interesa, se equivoca e intenta aprender y dar una mano.

Si les contara el apoyo que tuve yo el día que me enteré de mi diagnostico es digno de show de Stand Up, pero no soy yo la protagonista de este relato, además que no voy a darles tanto detalles, la persona que necesité a mi lado dandomé valor, estuvo y está.
Hay que aprender a valorar lo que tenemos y no esperar lo que jamás llegará, asi que ya saben todo pasa siempre POR algo y PARA algo.






miércoles, 5 de junio de 2013

Proponen bajar el IVA en alimentos para celíacos


La diputada nacional Elsa Alvarez (UCR Santa Cruz) presentó un proyecto de Ley para bajar el IVA al 10,5%, en las harinas y premezclas libres de gluten, es decir, aquellas que son aptas para el consumo en enfermos celíacos.

Al respecto, la Diputada explicó que en un proyecto de Ley que la Nomenclatura Común del Mercosur es base referencial de los productos que proponemos aplicarle una tasa del 10,5% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) como con la harina de trigo. “La rebaja debería hacerse en los siguientes artículos: harina de maíz, harina de arroz, grañones de maíz,  grañones de arroz, granos trabajados de maíz, almidón de maíz, almidón de maíz, fécula de papa, fécula de mandioca, y todos los manufacturados en base a estos para consumo humano”, amplió.
Continuó diciendo que “buscamos eliminar inequidades e injusticias, todos los ciudadanos son iguales ante la ley y tienen los mismos derechos, por eso debe modificarse la ley de impuesto al valor agregado para que abonen la misma tasa, tanto la harina de trigo, como todas aquellas libres de gluten que son aptas para los celíacos”, añadió.

domingo, 2 de junio de 2013

Neuquén ya cuenta con una panadería para celíacos


NEUQUÉN (AN).- "Pionera sin gluten" es el nombre de la primera panadería de Neuquén que tiene todos sus productos sin TAAC (trigo, avena cebada y centeno). Desde lemon pie hasta ñoquis la dueña e ideóloga de este proyecto, Silvina Sartori, busca llevar a los celíacos la misma oferta gastronómica que tiene la gente que no padece la enfermedad. El proyecto es crecer y más adelante llevar los productos a las góndolas de supermercados y comercios de la zona.

"Mi mamá es celíaca, y ningún celíaco consigue nada donde sea que vaya, nadie hace nada elaborado para los celíacos", responde Silvina para explicar el por qué de la iniciativa. Agrega que hace poco cambió de trabajo y con la indemnización puso en marcha la primera panadería con elaboración propia de productos sin gluten.
La oferta es más que variada: lemon pie, pastafrolas, tartas dulces, alfajores de maicena, galletitas, pepas, pan, pan con semillas, chipá, bizcochitos de grasa, pre-pizzas, tapa de empanadas, fideos, ñoquis. "En realidad hacemos cualquier tipo de comida que nos pidan. La harina sin gluten se endurece muy rápido, y no usamos nada de conservante por lo que todo lo que hacemos es del día, pero también hacemos cosas por encargo", aclara Silvina.
La recepción fue más que un éxito. "La gente viene contenta. Todos nos agradecen por lo que significa tener un lugar donde elegir la comida que pueden comer", resume.
La panadería abrió el miércoles pasado en Belgrano al 3.900 esquina El Tostado, y el objetivo no es ser el único lugar donde conseguir panificación y productos de pastelería sin gluten. "Mi idea es ir a los supermercados, a los mercados a las estaciones de servicio y llevar mis productos a todos los comercios. Quiero que el celíaco tenga la misma oferta gastronómica que una persona que no lo es", remarca Silvina mientras atiende a los clientes que llegan de toda la ciudad para comprar un pancito con semillas, o llevarse media docena de alfajores.
La idea es mejorar la calidad de vida de las personas que son intolerantes al trigo, brindarles alternativas que puedan diversificar su alimentación. "Para uno es normal decirle a una amiga: compro unas facturas y voy a tomar unos mates, o salir a cenar a cualquier lado. Para un celíaco no", alerta Silvina y también remarca la necesidad de detectar esta enfermedad a tiempo. "Mi mamá convivió con la celiaquía durante diez años, pero se lo diagnosticaron hace tres. Los padecimientos son espantosos, viven descompuestos. Mientras más tiempos se lo ignore es más evidente el deterioro", remarca.

viernes, 31 de mayo de 2013

Sin gluten, por favor

Cinco de los nueve hijos de la familia Alcaraz son celíacos. Estiman en unos 125 euros el sobrecoste que supone alimentar a una persona que padece la enfermedad

No es tarea sencilla rellenar la cesta de la compra para el matrimonio formado por Emilio Alcaraz y Mercedes Bernal. Cuando van al supermercado llevan una lista de productos muy bien estudiada. En primer lugar, porque aunque seis de sus nueve hijos ya están emancipados, es habitual que algunos se dejen caer para comer o cenar acompañados de cónyuges e hijos, sobre todo los fines de semana. Y, por si fuera poco, tienen que mirar con lupa las etiquetas, porque cinco de los hijos (dos viven con ellos) son celíacos y, por lo tanto, no pueden ingerir gluten.
Doble esfuerzo, ingente gasto. Emilio Alcaraz estima en unos 125 euros mensuales adicionales el coste por cabeza de una dieta compuesta de alimentos sin gluten. Para ellos, asegura, «hubo ayudas de la Comunidad hace unos 10 años, pero ahora no hay absolutamente nada».
Sin embargo, más allá del tema económico, ver a sus hijos con celiaquía no es un problema: «Queremos dejar claro que esto no es una enfermedad mala, es simplemente adaptarte a una dieta restrictiva pero equilibrada, que a la larga es buena para la salud», afirman al alimón. Es más, subrayan, «los que en la familia no somos celíacos nos hemos acostumbrado a estos hábitos de moderación en la comida».
La enfermedad celíaca aparece en personas que tienen predisposición genética a padecerla y, frecuentemente, entre miembros de una misma familia. Sobre esa propensión, Emilio Alcaraz recuerda las cosas que su padre le contaba de su bisabuelo, que falleció a finales de siglo XIX: «Era un hombre acomodado económicamente que se gastó el dinero en médicos, aunque al final murió sin saber qué le provocaba sus dolores en el intestino». Y es que la celiaquía fue clasificada como enfermedad en 1970, punto de partida de amplios estudios científicos que hoy, en la gran mayoría de los casos, permite a los afectados desarrollar una vida con absoluta normalidad.
Con todo, una de las características más singulares de la celiaquía es «que no sabes cuándo va a dar la cara», en palabras de Emilio Alcaraz. Los últimos estudios señalan que un 36% de los familiares adultos de primer grado de los pacientes pueden padecer la enfermedad aunque no estén diagnosticados, debido a que muchos de ellos siguen una dieta baja en gluten por comodidad o solidaridad a la hora de elaborar las comidas.
Emilio y Mercedes tuvieron su primera hija celíaca en 1987. Recuerdan emocionados cuando llevaron a Lucía a los doctores Nadal y Jiménez Abadía, de La Arrixaca, «escuálida, con 11 meses y 5 kilos de peso».
Tras tres biopsias intestinales, le diagnosticaron la enfermedad y comenzaron a darle una papilla, «la MN1, que la inventaron ellos para los recién nacidos celíacos». Después vinieron Emilio (1989), Ignacio (1991) y Natalia (1992), también con celiaquía.
Sin embargo, la sorpresa para la familia llegó la Navidad pasada. Pedro, el hijo mayor, de 36 años, profesor de la UCAM, sufrió una indisposición en un hotel. Perdió 12 kilos en pocos días y, tras las pruebas pertinentes, se descubrió que también era celíaco. Después de tanto tiempo, la enfermedad afloró, con su intolerancia permanente a una proteína presente en el gluten.



martes, 21 de mayo de 2013

Los niños celiacos se han multiplicado por 15 en Córdoba en la última década


Uno de cada 100 recién nacidos va a presentar una intolerancia al gluten

Los niños que son celiacos en Córdoba, que presentan intolerancia al gluten, se han multiplicado por 15 en la última década, ya que la cifra de nuevos casos ha pasado de ser de 1 por cada 1.500 recién nacidos a uno de cada 100 desde el 2002 a la actualidad, indica Jesús Jiménez, especialista de Digestivo Infantil del hospital Reina Sofía. Teniendo en cuenta que en Córdoba nacen unos 8.000 niños cada año, aproximadamente 800 debutarán con este problema a partir de los 6 meses, que es cuando se introduce el gluten en la alimentación, o en otro momento de su vida. Según Jiménez, el principal motivo de este incremento tan significativo de casos es que existe mayor capacidad diagnóstica de la celiaquía en la actualidad, pero también se están estudiando otras causas de tipo ambiental, por ejemplo.
La detección de la celiaquía pasa por comprobar la existencia de anticuerpos anti-transglutaminasa tisular humana. "Si el análisis da positivo se debe practicar una biopsia intestinal para confirmar definitivamente la dolencia si el especialista así lo considera necesario", explica este doctor. Sin embargo, en los casos en los que el resultado para estos anticuerpos es negativo, pero la sospecha clínica de celiaquía es elevada, igualmente debe continuarse el examen con un estudio genético y biopsia intestinal.
Una vez confirmada la enfermedad, como su prevalencia oscila entre el 5% y el 15% en los familiares de primer grado del paciente, se recomienda estudiar a los mismos. Jesús Jiménez añade que en los individuos considerados de riesgo y asintomáticos se debe comprobar si son portadores de los anticuerpos anti-transglutaminasa, reservando para situaciones especiales el estudio genético que revele la presencia en el organismo de los antígenos HLA DQ2 y HLA DQ8.
El único tratamiento para hacer desaparecer los síntomas es la dieta sin gluten, suprimiendo la ingesta de trigo, avena y cebada. Los síntomas más habituales de la celiaquía, aunque no se registran en todos los pacientes, son diarrea, vómitos, cambios de carácter, falta de apetito, distensión abdominal, apatía, palidez, actas bucales, retraso en el crecimiento, pérdida de masa muscular y peso.

viernes, 17 de mayo de 2013

Hoy por tí, mañana por mí, así dicen... entrá y firmá el petitorio para que haya Pan Sin Gluten en Mc Donald´s


 Entrá acá y deja tu petición. Muchas Gracias. Tal vez hoy no lo necesites, quizá mañana...

http://www.change.org/es-AR/peticiones/mcdonald-%CC%81s-argentina-hamburguesas-tambi%C3%A9n-para-cel%C3%ADacos#share
Nacho tiene 8 años y le encanta ir los cumpleaños de sus amigos. El es celíaco y no puede comer trigo, cebada, centeno y avena, ni alimentos que los contengan. Hace unos días fue a un cumpleaños en McDonald´s y no pudo comer los mismos sándwiches de hamburguesas que sus amigos, a él le dieron una hamburguesa sola en un plato. Cuando volvió a casa me dijo “no quiero volver a McDonald´s, yo quiero ser como los demás

Mi hijo Nacho tiene una dieta especial. En países como Argentina donde los locales de comida no cuentan con menús para celíacos, es un problema comer fuera de casa.

Yo no soy fanático de las cadenas de comida rápida, de esta o ninguna. Evidentemente no es la mejor alimentación que le podemos dar a nuestros chicos. Pero, quiero que se pongan en mi posición, no es fácil encontrar dónde ir a comer con mi hijo. Cuando hay poco tiempo y alternativas, les aseguro que es una opción viable. Además a muchos chicos les gusta, y les piden a sus padres festejar su cumpleaños ahí; Nacho por supuesto quiere ir.

Sé que McDonald´s sí puede hacer que mi hijo se sienta como los demás.

Cuando vamos a España y comemos en McDonald´s Nacho puede disfrutar de su hamburguesa y cajita feliz con pan sin gluten. Mirá su expresión en la foto. Nachito estaba muy feliz y nosotros por él.

Creo que si todos nos unimos podemos conseguir que McDonald's ofrezca menús completos para los más de 500.000 argentinos celíacos.  Leé acá abajo la carta que escribió mi hijo a McDonald´s. 
  
Por eso les pido que aunque no les guste la comida rápida firmen esta petición. Creo que será un ejemplo para otras cadenas y locales de comida, y sin duda una opción de las pocas que tienen los más de 500.000 celíacos que hay en Argentina.

Gracias

Asensio Rodriguez


http://www.change.org/es-AR/peticiones/mcdonald-%CC%81s-argentina-hamburguesas-tambi%C3%A9n-para-cel%C3%ADacos#share

martes, 14 de mayo de 2013

¿Extremista yo?

Ufff cuantas veces me tildaron así, imagínense lo que me afecta ¿no? pero como sé que hay gente que si le molesta me decidí a escribir un poco sobre estos temas:
El cuidado que hay que tener para que no haya contaminación cruzada, y la alimentación sin gluten, todos los días. de por vida.
Si total con un poco no pasa nada, seguro te dijeron, o peor aún, dale no seas rompe... o vos siempre con el mismo tema, que complicado/a lo tuyo, a mi me llega a pasar y me muero, eso que tenés es un GARRÓN!!!
En esos casos lo mejor es poner cara de poker, o depende quien sea la hermosa persona que te dice tooodo esto darle una pequeña lección de como pude aprender a dejar de ser taaann pelotudo en solo 5 minutos!!!

Una vez mi queridísimo hermano me dijo un montón de cosas, entre ellas, que yo era una exagerada, una extremista, etc... la vida me dió revancha un año después, él se hizo vegetariano al extremo, extremooooo y en un festejo escucho que dice: ¨que mis sandwichs de lechuga no toquen los de jamón¨ jajajajaja, me reí bastante.
Lo miré y le dije, y ahora ¿quien es el extremista? además a vos no te hace nada malo que toque el jamón, y si asi fuere lo elegiste vos, a mi no me pasa lo mismo. Yo no lo eleji.

Una vez escuché, leí algo realmente buenísimo y extremista (eso que somos nosotros, porque nos re copa!!)
cuando alguien te diga comé un poco o todos esos ejemplos, respondes con la mayor dulzura, dale! yo como eso pero vos comete la mitad de una pastilla de fuyi, si, esa para los mosquitos... te van a responder que no es lo mismo, que eso es veneno y un montón de cosas más.
Entonces vos amablemente le decís que para nosotros los celíacos el gluten es como un veneno, porque nos hace daño. El que lo quiera entender que lo entienda y el que no, bueno, al menos que no se meta en cuestiones que desconoce.
Vivan la vida lo más felices que puedan, día a día, con la tranquilidad de saber que no es imposible vivir una vida sin gluten, cuesta solo un poco más.